miércoles, 14 de septiembre de 2011

DULCE DE MEMBRILLO

Sinceramente, si no me hubiesen regalado unos kilos de membrillo, nunca me habría dado por preparar este dulce. Es de las pocas cosas que no me gustan, aunque en casa gusta mucho.
 He de decir que encantó y la verdad si que me salió muy bueno. También estuve buscando muchas maneras de prepararlo y con ésta, modificada un poco a mi manera, fué con la que me quedé.
Prepararla, veréis que sencillo y que diferencia comer membrillo casero del comprado.



Ingtredientes:
-2 kilos de membrillos.
-1 y 1/2 de azúcar (en este caso).

Cocemos los membrillos enteros en una olla grande con agua durante 20 minutos.
Los sacamos y los dejamos enfriar.
Los pelamos y los troceamos desechando el hueso. Pesamos toda la carne y según el peso así le ponemos azúcar. Yo con 1 y 1/2 de membrillo que me quedó puse 1 kilo de azúcar. Más o menos de 3 partes de membrillo, 2 serán de azúcar.
Ponemos el membrillo, el azúcar y medio vaso de agua pequeño a cocer en una olla durante 1/2 hora a fuego medio revolviendo de vez en cuando.
Ya cocido lo trituramos con la batidora, lo pasamos a una fuente o moldes que tengáis (yo lo puse en moldes de aluminio de usar y tirar) y dejamos enfriar.
Ya podemos usarlo cuando queramos. Dicen que se conserva bien sin falta de frío un año por lo menos; a mi como me salieron sólo 3 moldes los guardé en la nevera. Listo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada